Visitas Recientes

Informacion temporada ski snow 2009

Viajar a Patagonia dejo de ser una aventura reservada solo a pioneros o aventureros que debían planificar su viaje con meses de anticipación.
Hoy decidir cuándo viajar a Patagonia tiene más que ver con disponibilidad de tiempo, recursos económicos  y gusto personal. A continuación hacemos una reseña de los pro y contras de viajar en distintas épocas del año.

Patagonia Austral:

Patagonia Marítima:

Patagonia Norte Andina:

Verano:

Desde el punto de vista climático la mejor época para realizar recorridos en esta zona es el mes de enero cuando el clima es más estable, los días son más largos y raramente llueve.

Dependiendo de la latitud, en este mes amanece cerca de las 6.30 horas y hay luz hasta mas allá de las 21.30 horas. Las lluvias son raras y en caso de producirse raramente duran más de un día. Si le gusta el calor, en los últimos años la temperatura ha sobrepasado los 30 grados durante varios días llegando a máximas de 36 en algunas zonas. Los lagos, mantienen una temperatura del agua en torno a los 14 grados llegando algunos (los menos profundos) a 20 grados.

Este mes es especial para los recorridos en automóvil y el camping. Lamentablemente por ser el periodo más elegido por los argentinos para tomar sus vacaciones los lugares suelen estar repletos de gente y en ciertas ciudades es difícil encontrar alojamiento si no se cuenta con una  reserva previa, además de que sus precios serán más altos por ser temporada alta.

Una buena alternativa es viajar en diciembre o marzo donde los precios son más accesibles y la mayoría de las atracciones suelen estar disponibles. Sin embargo dependiendo de la zona tenga en cuenta que no es raro que ocurran lluvias que pueden durar varios días.


Invierno:

Viajar en invierno solo es recomendable para aquellos que gustan del esquí  o la nieve. Si bien las rutas asfaltadas son transitables todo el año es posible que se encuentre con cortes ocasionales y deberá, además, tomar las precauciones correspondientes a manejo en hielo y nieve. Si puede, llegue en invierno a la zona en avión. Hay servicios regulares a Bariloche, Esquel y San Martin de los Andes.

Las mañanas son muy frías (-10 / -1 grados) y durante el día raramente se alcanzan los 10 grados.

Tenga en cuenta que muchos de los recorridos clásicos  que incluyen acceso a Parques Nacionales son cerrados por precaución en esta época del año.

Primavera y otoño:

Sin duda alguna los mejores momentos para disfrutar de los paisajes y el entorno natural de esta área son la primavera y el otoño. Si puede disponer de  este tiempo no dude en visitar la Patagonia norte en estos meses. Abril y Octubre son climáticamente más estables y si bien los días no son tan largos como en enero, dependiendo de la latitud, amanece cerca de las 7.45 y hay luz hasta  más allá de las 19.45. En ciertos años se producen lluvias que pueden durar varios días, en la zona cordillerana no es infrecuente que caiga una nevada que rara vez acumula más de 5 cm.
Las mañanas son frías (0-5 grados) y durante el día raramente se alcanzan los 20 grados. Sin embargo es infrecuente encontrar hielo en las rutas y el manejo se hace más descansado por la ausencia de calor agobiante y polvo.

Por corresponder a la temporada “baja” los alojamientos son más económicos y generalmente no es necesaria una reserva. Muchas cabañas operan todo el año por lo que no le resultara difícil encontrar un lugar donde dormir. Además le será mucho menos complicado movilizarse ya que las rutas están más descongestionadas.

La mayoría de los circuitos son accesibles y podrá visitar los Parques Nacionales sin toparse con las multitudes del verano. Sin embargo tenga en cuenta que algunos comercios y paradores cierran en esta época del año por lo que es buena idea informarse antes de iniciar un recorrido.

Si el tiempo acompaña podrá apreciar paisajes únicos con cerros nevados y laderas multicolores ya que muchas especies vegetales renuevan su follaje en estos meses adornando el paisaje con tonos amarillos dorados y rojos.